Boda Pilar + Richard, Hotel Convento la Magdalena, Antequera

Boda Pilar + Richard, Hotel Convento la Magdalena, Antequera

Preciosa boda extraña en Antequera, digo extraña no porque Pilar y Richard fueran dos extraterrestres, sino por la situación en la que acontecía dicho evento.

Para empezar fue la primera ocasión en la que aún no conocía a los novios y no asistía a los preparativos previos a la ceremonia, ya que fue una contratación de última hora que no nos permitió realizar el Preboda que tanto necesito para conocer a los novios.

En segundo lugar, era una boda a la que asistí solo, no con Natalia como siempre acostumbro y en tercer lugar por ser una boda en plena pandemia del Covid-19 que hace que transmitir emociones se dificulte gravemente.

Os he contado el porqué de lo extraño, pero no el porqué de lo de preciosa boda!!! porque fue preciosa por todo!!! Desde el momento que aparque el coche en Antequera ya intuía que ésta sería una gran boda.

La Ceremonia religiosa fue en la ya de por si preciosa Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, pero si le añadimos que la ceremonia fue oficiada por un amigo de la infancia de Richard, amenizada por le piano y violín de Juan Prieto y decorada por Miriam Floristería…. imaginaros que combinación!!

Me encantó ver al elegante novio impaciente, intentando disimular el nerviosismo en la puerta de la iglesia, y más aun verle la cara al ver a su preciosa Pilar llegar al altar. Pilar es de esas personas que transmite felicidad, que vivió cada segundo de su boda al máximo y que disfrutó de su maravilloso traje de novia como la que más!!!, le encantaba hacer volar la capa en todo momento.

Pilar es médico de urgencias en Ambulancia y como dato curioso, al acabar la ceremonia una unidad móvil del Hospital, con sus compañeros, paso a saludarla y verla con su vestido de Victoria Imaz a las puertas de la iglesia.

La Celebración fue en el espectacular Hotel Convento la Magdalena en Antequera también. Nos acompañó un día espectacular donde disfrutamos de los exteriores y del Almuerzo en la iglesia restaurada como salón. La comida un lujo!! estaba todo totalmente delicioso y durante la misma no pararon de acontecer cosas, me quedo con el momento de agradecimiento de los novios, con unas bonitas palabras y con el momento en que le regalaron un ramo a la madre del novio que consiguió emocionar a media sala.

La fiesta no fue para menos, aunque era una boda íntima, con pocos invitados, los que habían querían darlo todo y no importaba que fuesen las 6 de la tarde para mostrarnos sus mejores bailes, incluso el padre de Richard soltó la muleta para contornearse junto a su preciosa esposa.

Toda una suerte formar parte de días así, con gente así y en unas ubicaciones así, gracias Pilar y Richard por hacerme participe de vuestro gran día y a ManuVera Films por la recomendación, es siempre un placer trabajar junto a él!

Os dejo con un pequeño resumen de lo que fue ese día.